fbpx

Jeycar Gráficas

Toda la actualidad sobre impresión offset, digital y diseño gráfico.
Imprimir una revista

Cómo diseñar una revista

Diseñar una revista es más que poner colorines y tipos de letras resultonas. Debe cumplir una serie de requisitos técnicos y estéticos de publicación.

Lo primero es contar con un programa de edición que nos permita maquetar los contenidos. El diseño fanzinero se quedó allá a finales del siglo xx. No lo echamos de menos. ¡Nada de cuatro hojas fotocopiadas y grapadas de cualquier manera! Hoy podemos conseguir resultados muy dignos con pocos recursos y prestando un poco de atención a los siguientes consejos.

¿Cómo empiezo a diseñar una revista?

Cuando ya tengas el concepto y los contenidos, es hora de maquetarlos. Existen infinidad de programas de maquetación. Para editar una revista, es primordial recordar que los procesadores de textos no son programas de autoedición ni maquetación, por mucho que incluyan plantillas. Es decir, no sirven para diseñar publicaciones; de hecho, pueden dificultarlo bastante. ¿Alguna vez has intentado colocar una imagen en un documento en un lugar preciso? ¿No? Pues mejor ni lo intentes si no quieres acabar tirando el ordenador por la ventana.

La mayoría de nosotros usamos habitualmente un procesador de textos para redactar todo tipo de escritos. Son cómodos para escribir y nos pueden servir para esbozar los borradores de los artículos de nuestra revista, pero tienen muchas limitaciones para el diseño editorial. Por eso, usa un programa específico de autoedición o diseño:

  • Programas comerciales de maquetación de suites creativas (Adobe InDesign, QuarkXPress y otros)
  • Programas de maquetación incluidos en las suites de ofimática. Quizá el más conocido sea Publisher, que está incluido en Microsoft Office.
  • Programas de maquetación de código abierto, como Scribus.
  • Servicios de diseño online, como Canva, Lucidpress o Joomag.

Cuando nos dispongamos a maquetar con una de estas alternativas, es preciso considerar que la información más importante deberá figurar en la parte superior de las páginas derechas. Prestamos más atención a este punto cuando estamos leyendo. Por lo tanto, si quieres destacar un artículo o una foto especial, colócala en la página de la derecha.

Este dato sobre dónde colocar el contenido es muy relevante si incorporas publicidad. Cuanto mayor tamaño y mejor ubicación, mayor será el precio del anuncio.

Una vez terminada la maqueta, observaremos que cada programa tiene diferentes formatos de archivo. Siempre que sea posible, es recomendable guardarlo en PDF para la imprenta. Este formato ofrece una serie de ventajas:

  • Los PDF se pueden abrir en sistemas operativos Linux, Mac o Windows.
  • Permiten gran calidad de imágenes sin necesidad de tener un tamaño de archivo enorme.
  • El formato se mantiene independientemente del programa, versión o sistema operativo en que se abra.
  • Son fáciles de generar desde cualquier programa de edición o autoedición que hemos mencionado antes.
  • Es un formato perfecto para la impresión. Solo hay que ajustar los parámetros correctamente. Jeycar nos ocuparemos de esto encantados.

Aspectos estéticos de la revista

La base de la estética de la revista es el tamaño. El formato debe adecuarse a los estándares del mercado (A4 y A5 son los más comunes). Cuando vamos a imprimir una revista, se imprime en pliegos, por lo que la cantidad de páginas debe adaptarse a un número determinado de pliegos. También hay que ajustar las medidas de portada y contraportada y el tamaño del lomo, si fuera necesario.

En cuanto a la encuadernación de una revista, podemos elegir entre grapado u otros tipos de encuadernación. El primero es adecuado para publicaciones con un número más reducido de páginas (unas 80 páginas). Si no sabes cuál es la mejor encuadernación para tu revista, consúltanos sin compromiso.

Si queremos que las imágenes de nuestra publicación no se pixelen al imprimir, deben contar con una resolución de 300 píxeles por pulgada como mínimo. Los formatos JPG, TIFF o EPS se integran fácilmente en cualquier PDF, aunque en nuestra imprenta podemos imprimirlos sin problema.

A la hora de elegir formatos de imagen, siempre que sea posible, decántate por los JPG, pues es un formato de compresión de imágenes que hará más ligero el archivo final. No obstante, si un archivo JPG se comprime demasiado, puede perder calidad, así que hay que procurar el equilibrio entre resolución y peso del archivo.

Asegúrate también de que no aparecen imágenes deformadas, giradas o demasiado ampliadas. Las imágenes y fotografías tienen mayor impacto si destacan sobre el resto de la página. Por eso, es mejor que tengan un color de fondo distinto al blanco.

En cuanto a los colores, recuerdan que es técnicamente imposible imprimir todos los colores que vemos en la pantalla y que será necesario configurar el archivo con colores CMYK, es decir en cuatricromía (cian, magenta, amarillo y negro). Además, en nuestra imprenta podemos ofrecerte tintas o barnices especiales si deseas resultados extraordinarios.

Otro aspecto clave de una revista es la tipografía o tipo de letra. Es lo que da personalidad a cualquier publicación. Existen numerosos estudios sobre la conveniencia de usar unos tipos sobre otros. Lo principal es tener en cuenta que favorezcan la legibilidad, con independencia de que sean serifas, de paloseco o de fantasía. Lo recomendable es que envíes siempre las tipografías que has utilizado por si acaso, en especial si usas una tipografía diseñada para la propia revista. También puedes vectorizarlas o trazar los tipos o bien incrustar las fuentes en el archivo PDF para facilitar la impresión.

Es fundamental que los elementos de la revista no aparezcan apelotonados. Así, pues, el sangrado y los márgenes no solo dan espacio, sino que mejoran la estética general. Si hay elementos cercanos a los bordes, procura que no queden huecos en blanco. De esta manera, no habrá antiestéticos blancos si el corte o el plegado no se ejecutan correctamente.

La calidad del papel en una revista

La elección del papel no es baladí antes de imprimir la revista. El tacto, el gramaje y el acabado dirán mucho sobre lo que queremos transmitir. Nos centraremos en los diferentes tipos de papel en los que se imprimen publicaciones periódicas:

  • El papel mate es elegante, caro y delicado. Produce menos reflejos que otros acabados, pero también se raya con más facilidad.
  • El papel brillo es perfecto para dotar a nuestra revista de atractivo y resaltar los colores. Es más resistente a los rayones que el papel mate.
  • El papel estucado o cuché puede tener un revestimiento mate o brillante. Es el material más usado para imprimir revistas porque absorbe bien las tintas, ofreciendo un resultado espectacular. Consulta más abajo nuestra oferta especial.
  • El papel reciclado mantiene la calidad de los anteriores a la vez que procede de material reutilizado. Sin duda, es la elección perfecta para quienes estén más concienciados con el cuidado del medio ambiente.
  • El papel cubierto tiene una superficie esmaltada que le aporta brillo y nitidez, pero esta capa impide su reciclaje.
  • El papel no cubierto es ideal para revistas con un componente gráfico que necesita menor resolución o nitidez. Además, se puede reciclar sin mayor problema.

¿Estos consejos te han animado a crear tu propia revista? Estás de enhorabuena: Jeycar ha lanzado una oferta de impresión de revistas de 16 páginas A4 con papel estucado en brillo 135 g. ¿A qué esperas?

Call Now Button